20 abril 2011

Juegos en Barbecho

Como las tierras de labranza se dejan descansar para que el suelo recupere fuerza después de repetidas siembras los juegos de mesa también necesitan a veces descanso. Sacar a mesa nuevas opciones lúdicas mientras los más jugados permanecen un tiempo reposando en la estantería creemos es una saludable costumbre que olvidamos fácilmente, barbecho le dice la gente de campo, barbecho lúdico nosotros y es lo que en argot futbolístico llamarían rotaciones.

Parece un buen hábito eso de dejar de jugar a un juego durante un tiempo, preferible a quemarlo de tal manera que luego no den ganas de volver a él ni en sueños. Es cierto que muchas veces un juego gusta tanto que queremos jugarlo una y otra vez pero al final este enganche se puede pagar caro, la línea entre gusto y asco está a una partida de distancia. 

Un poco eso fue lo que nos pasó con el Dominion -sin llegar al extremo- después de ser un fijo de nuestras quedadas de los viernes. Llegó un momento en que no se lo nombraba y si surgía la pregunta ¿a qué jugamos? se contestaba rápidamente con otro nombre que no fuera Dominion aunque todos lo tuviéramos en mente. Afortunadamente en este caso pillamos al quemado a tiempo y los meses de descanso han hecho surgir de nuevo las ganas de jugar, desgraciadamente otras veces es demasiado tarde y el juego queda  destinado a coger polvo el resto de su existencia o pasa a ser miembro de la triste lista de vendibles.

Y tu, ¿hay algún juego que hayas jugado hasta el punto de aborrecerlo?


Ahora la sesión de juego:

Primeras partidas a 7 Wonders con 3 jugadores y conclusión: este juego está hecho para más gente. Ojo, el juego es perfectamente jugable, pero eso que te lleguen de nuevo tantas cartas de tu mano inicial a mi me chirría un poco. El juego es igual de rápido pero pierde un poco ese desasosiego que se da a 6 ó 7 cuando dejas pasar una carta y sabes que no la vas a volver a ver en tu mano. Para mí ese factor hace cada decisión mucho más importante y al juego más estratégico. Otra cosa que no me acaba de convencer del juego a 3 es que siempre puedes comprar los materiales de tus vecinos y entre los 3 es muy fácil disponer de casi todo lo necesario, yo por ejemplo construí en ambas partidas el palacio que requiere un material de cada tipo y a colación decir que los puestos comerciales -que rebajan el precio de compra de dos monedas a una cuando compras materiales a tus vecinos- son mucho más determinantes aquí que en el juego a 6 ó 7, esa rebaja se nota y mucho. Habrá que seguirlo probando a ver si le cojo el punto.

¿Habíamos jugado a Dominion en 2011? no estoy seguro, pero como dije al principio a todos los juegos es bueno darle un tiempo de reposo, imprescindible descanso si no queremos quemarlo irremisiblemente. La I Liga Dominion LudopÁticoS sigue su curso, lento pero inexorable, ¿la acabaremos algún día? qué más da, si lo divertido es jugar. El viernes tuvimos resultado curioso tras las tres partidas pues, como cada uno ganó una, los desempates los calculamos al que más puntos de victoria haya conseguido en total, en este caso un doble empate, así que reparto de puntos y santas pascuas. Esta igualdad a partidas ganadas y todos con una cantidad de puntos bastante similar demuestra que tenemos el mismo nivel de juego, lo que hace que cada partida sea muy disputada. El factor suerte en Dominion existe, eso está claro, pero es interesante ver como se compensa con la experiencia de decenas de partidas. Y que aún no hayamos reseñado este juego...

Para terminar la noche y después de tanta tensión competitiva tratamos de relajar nuestras mentes con un cooperativo. El elegido fue Hanabi, que si a 2 tiene miga a 3 ya ni te cuento. Con 3 jugadores cada uno ve las cartas de los otros dos y ha de elegir a quien le da pistas. Yo creo que el juego se hace un poco más difícil -a 4 ó 5 no quiero imaginarlo- con la barrera de los 20 puntos perfectamente alcanzable. Desde hace un tiempo jugamos con las cartas de la pila de descarte, al ser pública y consultable, en fila vista para facilitarnos el saber que queda por salir, que ha salido y para no dar pistas al hacer consultas. Os recomiendo esta práctica. La anécdota de la noche surgió en una de estas partidas cuando, tras el reparto de cartas, todos simultáneamente miramos lo que nos había tocado, rápidamente, también todos a la vez, nos percatamos de nuestro error y las devolvimos disimulando a la mesa para acabar en una carcajada general porque, como ya  sabes, a Hanabi se juega cogiendo las cartas del revés, pues no puedes saber que cartas llevas, menudo lápsus, sería la hora y el vino.

LudopÁticoS: Maskleto, Yak y Fran [15.04]
Jugamos a:

Dominion (3 Partidas)
Hanabi (3 Partidas) 
7 Wonders (2 Partidas)


7 comentarios:

Lethan dijo...

Y dale con el Hanabi; cada vez me pones los dientes más largos!

El 7 Wonders a 3 es verdad que es diferente; a mi me sigue gustando, pero no tiene nada que ver la partida a 3 que a más gente. Como dices el comercio es mucho más fácil y las cartas que te rebajan los precios son muy buenas.

Un saludo!

Sprocket dijo...

Nada Maskleto, me lo tendré que comprar en Essen y hacer que Antoine me lo firme... (el 7 Wonders ya lo tengo firmado). Todo esto es por tu culpa...

A 3 jugadores hemos jugado varias partidas del 7 Wonders y la primera vez nos llevamos todos una gran sorpresa al ser el juego tan diferente. Yo creo que es algo bueno que un juego cambie tanto según el número de jugadores mientras siga siendo jugable. Eso te da distintas experiencias, aunque es un arma de doble filo...

Mañana me pondré a escribir "Mi primera vez con Vinhos", que ya me he echado dos partidas y está COJONUDO.

Maskleto dijo...

OMG!! el juego firmado, a que nos vamos a tener que ver en Essen para que nos lo firme a los dos xD

Lo dicho, tengo que seguir probandolo a 3 porque como bien decis hay que hacer tabla rasa ya que no tiene nada que ver con el juego en multitud. Aquí las estrategias han de ser completamente diferentes. En cambio a mis compañeros de juegos que no lo habían probado les gusto mucho, de hecho a mi también me gustaron las dos partidas, pero noté un nosequé.

Genial Sprocket, con mi afición al vinito me apetece saber más de ese juego.

Neiban dijo...

Muy cierto y útil eso del barbecho jueguil. En mi caso hay unos a los que se lo he dado de tanto sacarlo a mesa, como el Pompeya o el Samurai. Y ahora estoy a punto de darle barbecho al Pollos o al Shadow Hunters. Ambos los juego mucho muchísimo, y anoche cayeron del Shadow 3 partías seguidas! como en otra kedada tenga más de 1 partía, le doy descanso un par de meses.
Hay otros que estarán en barbecho eterno posiblemente. Véase el Catán. Cuando empiezas en este mundillo lo flipas, y le tengo un amor al juego grandísimo, pero dps te das cuenta que es demasiado largo-azaroso pa lo que es.

docaaoca dijo...

El Hanabi a 4 o 5 sigue estando muy bien y siendo muy jugable, pero es más difícil que todo el mundo tenga información y no haga cosas al tuntun. En general las puntuaciones que hemos sacada han sido más bajas que con menos jugadores, pero el espíritu del juego se mantiene.

Ayer mismo lo jugué con mi madre y unas amigas suyas (hay que difundir el juego en todas partes) y a la segunda ya le pillaban el tranquillo.

Maskleto dijo...

Gracias por la info docaaoca, esa es la impresión que me daba a mi, que costaría más sacar puntuaciones altas. A ver si logro pronto jugarlo a 4-5.

Me atrae el jodio Shadow Hunters Neiban, pero el aspecto gráfico (un poco manga) me hecha un para atrás, a ver si se me pasa xD.

Neiban dijo...

Pues sobreponte al aspecto manga del juego. Has de saber q a mí tpco me gustaba, y no es que ahora precisamente el diseño gráfico me apasione, pero el juego es tan juegazo que dps ya lo ves con otros ojitos. Yo lo recomiendo totalmente, y más en tu caso, que viciais con grupos grandes. El Shadow jugado a 6, 7 y 8 es una jodida maravilla.

Publicar un comentario