23 febrero 2011

Abriendo la Caja de...Rallyman

3,2,1, el rugido del motor se libera en un crepitar de gravilla bajo las ruedas del potente vehículo. El crono ya está en marcha, el único oponente es el reloj y ten por seguro que ni los otros pilotos, ni los jueces de carrera van a regalarte nada. Estáis solo tú y la pericia de tu copiloto que ha memorizado el tramo. Primera, segunda, tercera, cuarta; se acerca la curva, una cerrada de derecha, y el motor se revoluciona cuando bajas marchas. Apuras y la tomas por el exterior con un derrape controlado mejorando el tiempo anterior.

Hoy abrimos la caja de Rallyman, el primer juego de coches que pasa a formar parte de la colección de LudopÁticoS, que ya apetecía. De 1 a 4 jugadores en un juego trepidante y muy temático. Miles de posibles circuitos, componentes de calidad, un diseño cuidado y una mecánica sencilla pero absorbente. ¿Qué mas se puede pedir?.

La caja en cuestión, cartón de buena calidad, una ilustración espectacular en portada, según dice 110% Rally -doy fe- y 1 €uraco para que tengas una referencia de tamaño.

Nada más destapar la caja ya empiezan las buenas maneras con ese tablero de circuito de asfalto en una vista aérea llena de detalles.

El inserto de la caja organiza todos los componentes de manera óptima. Creo que el tamaño de la caja es perfecto para lo que contiene y deja muy poco aire.

Los cuatro tableros de circuito son de doble cara, aquí por su parte de asfalto. Según dice el autor se pueden hacer más de 240.000 combinaciones con ellos -vamos que da para un par de rallies- así que mejor no preocuparnos por la rejugabilidad.

Aquí los mismos pero por la parte nieve. El juego propone condiciones climáticas adversas y pone a disposición de los pilotos dos tipos de neumáticos (seco y nieve) cada uno con penalizaciones si circulas por otro terreno con ellos.

Los componentes desplegados:  dados de marcha, mazos de cartas de tiempo, mazo K, fichas de segundo, los MRC, tableros y block de control de rallies. Todo muy funcional y de bastante calidad.

Los cuatro MRC (Micro Rally Car) de cerca. Son realmente micro pero han tenido el detalle de pintar los neumáticos, cristales y faros. En el tablero lucen de escándalo, no hay más que ver las fotos que siguen. 

Una curva comprometida, si vienes pasado de velocidad siempre puedes cortar por el interior pero te arriesgas a un pinchazo de neumáticos (el mazo K sirve para generar eventos aleatorios al cortar una curva: suciedad en la curva exterior, pinchazo o sin problemas).

El coche rojo perseguido de cerca. Esto es sólo una dramatización porque en Rallyman la verdadera lucha se hace con el crono y no directamente en carretera. En cada tramo habrá unos checkpoints donde comparar tu tiempo con el de tus adversarios.

¿Dónde va ese loco entrando a la curva en cuarta? Su copiloto le está dando referencias claras de la velocidad máxima a la que puede entrar y va un poco pasado (todas las curvas indican las marchas máximas por el interior, exterior o cortando).

Entra pasado, la curva es de tercera por el exterior y por el interior de segunda, en cuarta sólo puede suceder una desgracia.

Ya lo adelantábamos, el coche da vueltas de campana contra la maleza, todo el equipo está aguantando la respiración.

Finalmente piloto y copiloto están ilesos, perderán tiempo poniendo el coche otra vez en pista, pero parece que pueden seguir.

El juego luce espectacular cuando están los coches en pista. El sistema de dados-marchas es todo un acierto, rápido y adictivo. En la foto puede apreciarse que el dado de tercera (el amarillo), en lugar de número, tiene un triángulo de advertencia. Si obtienes 3 de esos triángulos al lanzar los dados perderás el control del coche y unos segundos preciosos, tranquilo que hay formas de evitarlo.

El manual en español a todo color y con multitud de ejemplos (puedes descargarlo aquí). El resto de componentes son completamente independientes del idioma así que mejor búscate otra excusa para no comprarlo.

Las cartas de tiempo que penalizan segundos dependiendo de la marcha en la que termines tu movimiento, las ruedas de repuesto por si sufres un pinchazo, el mazo K para cuando cortas una curva y las cartas de neumáticos y gestión de daños. Al frente los dados de marcha (negros) con los dos dados de aceleración (blancos).

Advierto que ya he jugado algunas partidas en solitario y el juego es un verdadero vicio. Aquí el pique no es contra el tablero, es contra ti mismo intentando mejorar tu último crono. Es imposible no hacer el mismo tramo más de una vez buscando mejorar tu tiempo y arriesgando cada vez más.

LudopÁticoS: Maskleto.
Jugamos a:

Rallyman (6 Tramos)

4 comentarios:

Neiban dijo...

Hace unas semanas le tenía ganas, pero algunos comentarios negativos, más el ojeo que le hice por encima en casa de Raúl hicieron que se desinflase el interés.
No obstante, has resucitado un poco el gusanillo.

Maskleto dijo...

La verdad es que no se como irá a varios jugadores pero como me toca pasar una larga temporada solo en casa ya digo que en partidas en solitario es bastante adictivo. Como digo, montas un tramo y te lo haces dos, tres, cuatro veces a ver si logras mejorar tu marca.

Como punto negativo le veo que sólo sea para 4 jugadores, creo que será fácil adaptarlo a un 5º, y que al ser un juego contra el crono es un solitario multijugador salvo por la pequeña interacción que produce el ensuciar las curvas a los contrarios para que tengan que cortarlas o entrar a menor velocidad.

De todos modos es un juego ligero, que se puede enseñar a jugar rápidamente pero creo que puede provocar buenos piques entre el personal. Sobre todo si se juega un rally completo. Ah e importante, un tramo normal te lo despachas en 20 min, así que un rally igual en una horita lo tienes listo.

Sprocket dijo...

Yo he jugado al Snow Tails, y es parecido. Lo de los dados para las marchas es un acierto, y lo de los dos modos, es decir, el conservador o el arriesgado (que no explicas, supongo por falta de tiempo o ganas), también es interesante para darle variabilidad.

Es un juego que no me compraría pero que seguro que probaría y con el grupo adecuado de gente podríamos hasta jugar campeonatos.
El hecho de que se pueda jugar a uno es esencial y ya de por sí valida la compra.

¡Que lo disfrutes!

Maskleto dijo...

Gracias Sprocket, tienes razón en lo de los modos de juego -dificil de explicar en un pie de foto- pero todo a su tiempo :D, esto sólo era un "Abriendo la Caja", ya os torturaré con la reseña, mecánica y mis múltiples debaneos sobre estrategias xD. Tengo cuerda para rato jajaja. (Gracias por soportarme)

Casi me decidí a comprarlo por el modo 1 player, si no llega a tenerlo probablemente hubiera pasado.

Y lo de los campeonatos es muy, muy tentador. Con los rallies que hay en la web del juego ya se puede montar un campeonato del mundo :D.

Publicar un comentario