10 mayo 2010

Fearsome Floors (Minireseña)

Aqui estamos de nuevo plasmando impresiones de uno de los juegos que ha salido a mesa en las dos últimas semanas y nos ha dejado encantados. Hablamos de Finstere Flure (Fearsome Floors en el idioma de Shakespeare) del diseñador del pelo verde Friedemann Friese, autor del famoso Alta Tensión (nada menos que un top 5 en BGG) y el filler Felix The Cat in the Sack, por nombrar un par de juegos que tengo también en la colección.

Volviendo donde lo dejamos, este Fearsome Floors es un cachondo juego de persecucion y carreras que desgraciadamente no es tan fácil de conseguir como debería por lo divertido que es y los buenos ratos que hace pasar. Lo conseguí en lapcra al fantabuloso precio de 15,95€, un verdadero chollo, y lo incluí en el pedido que estaba haciendo en ese momento. No me arrepiento lo más mínimo pues lo he visto por la red a treinta y pico euros.

El objetivo del juego es sacar a tus cuatro personajes de la mansión del Doctor Fieso, donde no se sabe por qué extraña razón han entrado, antes que nos pille el monstruo/mascota del doctor, el temible Furunkulus. Para ello moveremos a estos personajes una cantidad de casillas variable según el turno y cuando todos los jugadores hayan hecho sus movimientos le tocará al monstruo darse un paseo por la mansión intentando pillar algun incauto que se ponga en su camino. El movimiento del monstruo viene determinado por la colocación de los jugadores (dependiendo si los ve o no), con lo cual hay que intentar planear como se moverá este para que no afecte a tus fichas y si a las de tus oponentes. Una mecánica muy simple que se enseña con un simple turno de ejemplo pero que da muchísimo que pensar y una cantidad de combinaciones y posibilidades tácticas bastante altas. El nivel de puteo también es considerable, pudiendo propiciar que el monstruo se coma fichas de otro jugador, normalmente el que más cerca esté de ganar, asegurando un nivel de visceras y carniceria digno de película gore. De hecho ya se dió la situación de una conjura entre jugadores para que Furunkulus "encontrase" las fichas de un jugador que estaba muy cerca de la victoria y vaya si las encontró xD. Risas aseguradas durante mas o menos una horita.

El grafismo estilo comic le sienta de lujo. Además tiene el aliciente que vienen tres monstruos distintos totalmente despiezados para que montes uno a tu gusto, incluso mezclando piezas de varios modelos. Así que lo primero en lo que se entretiene uno al sacar el juego es en montar una babosa con chistera y zapatones. Además, para darle mayor rejugabilidad, la mansión es totalmente configurable en cuanto a disposición de columnas, charcos de sangre, teletransportadores y demás componentes que condicionan el movimiento de jugadores y monstruo.Todos los componentes son de buena calidad.

Un posible Furunkulus con los "restos" a su alrededor.

Lo hemos jugado dos veces a cuatro jugadores y funciona perfectamente. El juego permite de 2 a 7, un número amplísimo que lo convierte casi en un party game. Eso si, cuantos más jugadores más dificil es preveer los movimientos de Furunkulus y más complejo será sacar con vida tus fichas del tablero. Ya os comentaré impresiones cuando lo juegue a más y menos jugadores.

Bueno, creo que ha quedado claro que el juego nos gusta. Divertido, bonito y sencillo pero no tonto, es más hay momentos de verdadero devanamiento de sesos y no sólo cuando te pilla Furunkulus.

Me gusta y puede gustarte: el grafismo estilo comic, lo fácil de explicar, el amplio rango de jugadores (de 2 a 7), las posibilidades estratégicas, la gracia del puteo entre jugadores.

No me gusta y puede no gustarte: que Furunkulus se coma una de tus fichas, por decir algo.

1 comentario:

FpeRgar dijo...

Esa conjura..... jajaja

Publicar un comentario en la entrada