04 marzo 2011

Alta Tensión (Estrategias Ganadoras)


Debo comenzar avisando de que Alta Tensión no es el típico solitario multijugador en el que cada uno puede hacer lo que quiera sin que haya interacción entre los jugadores, sino todo lo contrario. Con esto quiero decir que ya puedes tener el mejor de los planes posibles, que como alguien te sobrepuje en la subasta de centrales o se lleve justo los recursos que tú querías a ese precio tan barato que hace que ahora te falte ese mísero electro (la divisa en este juego) crucial, tu plan se irá al garete y ya no será el óptimo.

Sabiendo estas limitaciones intentaré explicar ciertas pautas a considerar mientras planificamos nuestro turno.

Lo primero que hay que considerar es cómo y cuándo termina el juego, ya que hay ciertas sutilezas. En Alta Tensión el último turno es activado inmediatamente al alcanzar un cierto número fijo de ciudades conectadas. Dicho número depende del número de jugadores, por ejemplo, para 5 jugadores, el primero que llegue a 15 ciudades conectadas activa el último turno. Esto quiere decir que ésta será la última vez que se abastece o suministra energía a las ciudades (y por tanto se cobra el dinero que sea).

El ganador sin embargo no es este jugador, es decir, no es una carrera, sino que el jugador que pueda abastecer a más ciudades durante este último turno será el ganador, independientemente del dinero que se tenga (que tan sólo sirve para romper empates).


Al no ser una carrera, la estrategia que recomiendo es intentar ser el último durante toda la partida, a excepción del último turno o los dos últimos turnos. Esto es así porque en Alta Tensión, el último jugador tiene muchas ventajas, que han sido introducidas por el diseñador del juego para permitir alcanzar al primero y no quedar atrás.

Por ejemplo, el último jugador tiene el potencial de quedarse con una central al precio marcado, sin tener que pagar un extra en la subasta, además es el primero en comprar los recursos (carbón, petróleo, basura, uranio) a los precios más baratos y el primero en construir donde le dé la gana. Es dueño de su destino, es el único jugador "determinista", todos los demás dependerán de lo que él y el resto hagan.

La situación ideal sería que todos los jugadores estuviesen siempre empatados a número de ciudades conectadas y que nosotros seamos los que tengamos la mejor central de menor valor, volviéndonos el último jugador del grupo sin estar muy alejados del resto en la carrera.

Como en este juego, el que tenga más dinero no es el que gana, siempre merece la pena invertir todo el dinero que tengamos cada turno. Sólo hay que guardarse dinero para el siguiente turno si con lo que vamos a ganar al final del turno no nos llega para construir muchas ciudades (si estamos alejados del primero) o si necesitamos comprar una central potente. Recordad que el dinero que invertáis generará dinero a su vez. Si está en tu mano, no generará beneficios.

En este juego hay que calcular con precisión el dinero que nos vamos a gastar. Si somos el último en jugar, es un cálculo determinista, si no, habrá azar de por medio. Os recomiendo contar primero el dinero que os vais a gastar en conectar nuevas ciudades, luego ver a cuántas podéis abastecer con qué materiales y si merece la pena comprar una nueva central. Es decir, contar el gasto primero de conectar ciudades, luego de los materiales que quemaremos para abastecerlas y es entonces cuando hay que pensar si merece o no la pena comprar una nueva central. Dependiendo del dinero que os quede ese turno luego de hacer este cálculo, sabréis hasta qué cifra exacta podéis pujar por una central que os interese (importantísimo saber cuándo abandonar una subasta). Si por lo que sea os sobra dinero, usadlo para conectar más ciudades si podéis y si no, para comprar más recursos de los que necesitáis, para subir el precio de los mismos y así fastidiar a los rivales.


Cuando nos vayamos acercando al último turno o últimos dos turnos, entonces hay que acumular suficiente dinero para poder conectar muchísimas ciudades de golpe, ya que probablemente perderemos el último puesto y todas sus ventajas, se trata de exprimir dichas ventajas hasta el final. No os olvidéis de mejorar vuestras centrales de forma que podáis abastecer a todas vuestras futuras ciudades. Esto tendrá que haberse preparado antes de dar el golpe en la mesa y construir muchas ciudades de golpe.

¿Qué centrales me conviene comprar?

Dependerá totalmente de lo que hagan los rivales. Si nadie ha ido durante la primera fase por la nuclear o la basura, os recomiendo tomar esa dirección. No tener que competir por los recursos os garantiza precios bajos. La eólica también siempre sale a cuenta, ya que tiene mantenimiento cero y es muy rentable.


¿Qué ciudades me interesa conectar?

Este punto es a la vez el más obvio y el más olvidado. En los mapas básicos (Alemania y EEUU), que son los que he jugado por el momento, hay zonas baratas y zonas caras. Las zonas baratas suelen estar aisladas en los extremos del mapa y tener relativamente pocas conexiones con otras. Las del centro serán más caras de conectar, pero tendrán muchas más conexiones a muchas más ciudades. Mi consejo es ir siempre a por las muy baratas, pero con mucho cuidado de no ser acorralado por el contrario, ya que si el contrario construye antes, sería posible construir alrededor del rival que, al estar en un extremo del mapa, se ve obligado a pagar elevadísimos costos de conexión para poder "escapar" del bloqueo.
De todas formas, si seguimos mi estrategia de ir siempre el último hasta casi el final, no habrá problema ya que seremos los primeros en construir, permitiéndonos siempre ir un paso por delante de nuestros rivales.


Esta semana jugué una partida siguiendo todos estos consejos y al final no gané porque calculé mal cuándo iba a llegar el último turno, que llegó por sorpresa antes de lo previsto. Todos menos el ganador nos quedamos con cara de tontos. Esto puede pasar, pero normalmente se puede averiguar fácilmente cuándo acabará la partida y estar preparado. Yo he ganado la mitad de las partidas que he jugado siguiendo estos consejos y he jugado sólo con jugones por ahora.

¡Que lo disfrutéis!









Todas las imágenes son de la BGG y los derechos de sus respectivos autores.

3 comentarios:

Sprocket dijo...

Jo, ¿cero comentarios?

Al menos aún me duran los buenos comentarios de la reseña del 7 Wonders.

Maskleto dijo...

No desesperes Sprocket, habrá que esperar a las primeras victorias usando tus estrategias :D.

Estoy deseando jugar una partida para tratar ponerlas en práctica, lástima que Alta Tensión luzca con un número tan alto de jugadores y en mi grupo habitual somos tres, con mejores opciones para ese número.

Eso si, 7 Wonders lo que toca lo convierte en oro, la reseña es la entrada más leída del mes :)

YakFace dijo...

A mí me ha encantado la reseña y das consejos muy útiles, pero sigo pensando a nivel personal que el juego está algo "roto" precisamente por esa estrategia de quedar siempre el último para poder ganar.

Desde mi punto de vista no está compensado lo suficiente y se debería penalizar mucho más al que queda último adrede ;)

Por otro lado ya comenté con Maskleto unas posibles modificaciones a la subasta del juego que lo harían mucho más interesante, a ver si un día de estos las publica y le damos un nuevo tiento con reglas caseras.

Publicar un comentario