05 mayo 2010

Keltis de Viaje (Minireseña)

El Dr. Reiner Knizia, diseñador prolífico donde los haya, me sorprende con un juego con base numérica que, con una simplicidad brutal, nos propone una carrera piedras con toque céltico. Basado en su juego de mesa Keltis (juego del año en Alemania el 2008) este Keltis de viaje alberga el espíritu de aquel, pero adecua las reglas para una experiencia lúdica más corta.

El objetivo del juego es formar hileras de piedras de diferentes colores que sean de números consecutivos en orden ascendente o descendente. Para ello en cada turno el jugador levanta una de las piedras que están boca abajo en el centro de la mesa. En ese momento decide si colocarla en una de sus hileras de piedras, empezar una nueva si no tiene ninguna de ese color o dejarla boca arriba sobre la mesa. En lugar de levantar una piedra al azar el jugador tiene la posibilidad en su turno de coger una de las piedras que ya han sido levantadas por sus oponentes.  Cuando ya no quedan piedras boca abajo el juego termina y se procede al recuento de puntos con una de las singulares soluciones de Knizia para este tipo de lances.
Vuelve a verse el control de tempo de juego que he comentado alguna vez en las creaciones de este diseñador según convenga  a cada jugador. 

Probamos el juego a 3 y 4 jugadores en dos partidas consecutivas y me parecieron muy diferentes. Me parece que 3 jugadores es el número donde el juego demuestra todo su potencial. Azar si, pero en su justa medida junto con posibilidades estratégicas reales. A 4 noté que dependías demasiado de lo que robase el jugador de tu derecha y esto podía decantar la partida a tu favor o hundirte directamente en la miseria. Además es realmente complejo formar hileras de piedras de más de 3 dado el número de jugadores, ya que solo hay 11 piedras de cada color. Se jugaba en lo que podríamos llamar un entorno "estrecho" y esto acentúa el factor suerte. No lo he probado aún pero creo que para 2 jugadores hay alternativas mucho mejores, como el Exploradores, del mismo autor y que minireseñé hace poco.  

Como detalle que noté en falta decir que el juego podría incluir una bolsita de tela donde transportar las fichas e ir robando sin necesidad de tener que desplegarlas todas en la mesa boca abajo, lo que lo hace un poco menos "de viaje". 

Me gusta y puede gustarte: su duración, lo fácil de explicar y jugar para no jugones, el sistema de recuento de puntos estilo "knizia". Su precio (9€)

No me gusta y puede no gustarte: las "estrecheces" del juego a 4, hay mejores opciones para 2, la ausencia de una bolsa de transporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada